Cuidar nuestra espalda con un buen mobiliario

Por muy ergonómico que sea un asiento, siempre debemos controlar nuestra postura al sentarnos para evitar posibles dolores de espalda, sobre todo en la oficina, donde pasamos muchas horas frente a una pantalla.

Tras muchos estudios y teorías, se ha establecido cual es la mejor postura adoptar en estos casos. En primer lugar, los pies deben apoyarse por completo en el suelo. En cuanto a la altura del asiento, debe ser tal que nuestras rodillas estén a la altura de las caderas o ligeramente por encima de éstas. Se recomienda así mismo que el respaldo de la silla que usemos respete la curvatura natural de la espalda y sujete el arco lumbar.

En lo referente al ordenador, la pantalla debe estar a la altura de los ojos o un poco más abajo; y el teclado abajo, de manera que nuestros hombros no se vean forzados.

Un buen mobiliario ayuda a prevenir posibles dolencias, pero también nosotros debemos poner de nuestra parte para cuidar nuestra espalda.