Mobiliario de oficina: estética y comodidad

La imagen de una empresa no se muestra sólo a través de su logotipo o página web, ni siquiera basta la calidad de sus trabajos. Existe un componente que es esencial a la hora de dar una buena imagen a nuestros clientes: la decoración y ambiente de nuestro entorno de trabajo.

Esta decoración debe siempre ir acorde con los valores que la empresa quiere transmitir. Si por ejemplo, queremos dar una imagen de eficacia, orden, actualización con las nuevas tendencias y profesionalidad, no podemos recibir a nuestros clientes en una oficina desordenada con muebles dispares o estropeados. Un buen mobiliario, de colores especialmente seleccionados y armónicamente distribuido; contribuirán a mostrar una imagen más acorde a la que queremos dar.

Pero no solamente debemos pensar en la estética. Día a día, acuden a la oficina empleados que pasan allí buena parte de su tiempo. Es importante cuidar su bienestar personal, mediante sillas y mesas cómodas, y facilitarles el trabajo escogiendo, por ejemplo, el mobiliario de almacenaje más adecuado a las tareas que desempeñan diariamente.